La Policía de Madrid vigilará con drones el cumplimiento de las medidas contra el coronavirus

Desde hoy 25 de enero la Comunidad de Madrid impone nuevas restricciones a sus habitantes. A partir de ahora el toque de queda se inicia a las 22 de la noche en lugar de las 23 horas. Finalizará por la mañana a las 6. Además se fija el cierre de los establecimientos no esenciales a las 21 horas además de limitar las reuniones entre no convivientes a un máximo de 2 personas.

Las nuevas medidas contarán con nuevos aliados para asegurar su cumplimiento. El ayuntamiento de Madrid y en especial la Policía Municipal, se apoyará con drones para vigilar las principales áreas de salud confinadas.

La Policía Municipal de Madrid dispone de una unidad especializada en drones y cuenta con equipos propios con visión nocturna, fotogrametría o detección de matrículas. Serán estos últimos los que se utilizarán para esta misión, y aunque la Policía de Madrid cuenta con DJI Mini o DJI Inspire, previsiblemente el elegido la mayoría de las veces será el modelo DJI Matrice por su capacidad para mantenerse en el aire más tiempo que otros modelos, su calidad de imagen y resistencia al viento.

Las restricciones de Madrid durarán hasta el día 8 de febrero. Estas medidas tienen como objetivo frenar la tercera ola de coronavirus que actualmente azota Europa. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida ha confirmado que el uso de drones será habitual a partir de ahora, sirviendo como apoyo a los policías municipales.

“los drones van a prestar apoyo desde el aire a la Policía con mensajes y destellos. Realizarán controles de los vehículos en esas zonas de salud para ver si un vehículo puede estar o no en esa zona. Los ciudadanos deben recordar que por las áreas de salud perimetradas sólo se puede transitar si no pertenecemos a ella. Ante la confusión, los madrileños que no vivan en zonas confinadas no pueden ir a zonas confinadas, no pueden ir a sus centros comerciales, no pueden ir a sus teatros ni a sus centros culturales ni comerciales”.

José Luis Martínez Almeida, Alcalde de Madrid.

Las sanciones a las que se enfrentan los ciudadanos que sean cazados por alguna de estas aeronaves no tripuladas irán desde los 600€ a los 600.000€. A estas tareas además de los drones se dedicarán 200 policías de manera exclusiva. El alcalde Martínez-Almeida pidió responsabilidad a los ciudadanos ya que, como se suele decir, no podemos poner un policía en la puerta de cada casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: